¿CÓMO MANEJAR ADECUADAMENTE LOS CONFLICTOS EN EL ÁMBITO LABORAL?

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Resolver conflictos de forma pacífica es un todo un arte. No todos estamos dotados de estas habilidades, con las que lidiar las diferencias y encauzar correctamente los diálogos, para llegar a consensuar posturas y reducir tensiones. Ahora bien, aunque no lo creas, estas habilidades pueden aprenderse, entrenarse y llegar a erigirnos como auténticos mediadores.

¿Quién no ha vivido algún tipo de conflicto en el ámbito laboral? ¿Quién no se ha visto en la difícil e incómoda postura de tener que resolver una diferencia con algún compañero de trabajo? Los conflictos no tienen por qué asustarnos o cargarnos de tensiones.

A veces, son una excelente manera de avanzar en nuestras vidas y crecer a nivel personal y emocional. Nos permiten aprender a actuar con seguridad defendiendo posiciones pero, a la vez, cediendo en ciertas cosas para facilitar el acercamiento de posturas, logrando una resolución idónea para ambas partes. La experiencia puede resultar extremadamente positiva.

¿De qué depende la capacidad para resolver conflictos?

Dentro de la psicología social, los conflictos han tenido siempre una gran relevancia. Así, autores como Kurt Lewin lo describen como un tema del que podemos aprender mucho sobre los demás y, especialmente, sobre nosotros mismos.

Por otro lado, la capacidad para resolver con éxito un conflicto depende de las habilidades de cada uno para controlar el estrés y nuestras propias emociones.

De hecho, prestigiosos doctores de la Universidad de Columbia, descubrieron en 2010 una serie de aspectos clave sobre la gestión de conflictos. Según este estudio, para afrontar con éxito cualquier conflicto debemos practicar los siguientes aspectos:

ISNIB | Cómo manejar los conflictos en el ámbito laboral

Desarrolla una buena empatía

“La empatía es la capacidad de ponerse en la piel de otra persona”.

Esto no supone necesariamente compartir las mismas opiniones o argumentos que justifiquen la reacción de la otra persona. Ni siquiera significa estar de acuerdo con el modo de interpretar las situaciones afectivas del interlocutor.

La empatía se refiere, entre otras cosas, a la escucha activa, la comprensión y el apoyo emocional. Además, implica tener la habilidad de diferenciar los estados emocionales de los demás y tomar cierta perspectiva, tanto cognitiva como afectiva, respecto a la otra persona, cuando manifiesta sus emociones.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Controla el estrés

El estrés forma parte de nuestras vidas cotidianas. Puede estar desencadenado por cualquier conflicto o situación incómoda que requiera nuestra atención, desde trabajar hasta muy tarde, discutir con tu vecino o sufrir un atasco de tráfico, hasta cambios serios de la vida.

No siempre puedes evitar el estrés en tu vida, pero puedes aprender a manejarlo mejor. Si eres capaz de controlar tu estrés adecuadamente, permaneciendo alerta y manteniendo la calma, podrás interpretar con precisión la comunicación verbal y no verbal de la otra parte.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Controla las emociones y tu actitud

Tómate un tiempo para reflexionar sobre lo que sientes y por qué reaccionas de cierta manera en algunas situaciones.

Si eres capaz de controlar tus emociones y mantener la calma, podrás comunicar tus necesidades sin amenazar ni asustar y por supuesto, sin agredir física o verbalmente a los otros.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Presta atención a la otra parte

Sólo así podrás descubrir los sentimientos de tu interlocutor y escuchar lo que te dice. En el epicentro de cada conflicto hay una ruptura de la comunicación. Es más que posible que las intenciones y las acciones hayan sido mal interpretadas. Los conflictos no son intrínsecamente malos; nos ayudan a poner de manifiesto las carencias que tenemos como seres individuales.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Olvídate de ganar o tener razón

La única victoria, cuando se trata de lidiar con conflictos en el trabajo, sólo puede ser para ambas partes, lo que reducirá la tensión y generará nuevos puntos de encuentro y una resolución de los problemas. Ver a la persona, al otro lado del conflicto, como el oponente, condenará a ambas partes a seguir siendo adversarios, y reducirá la eficacia de poner en práctica las técnicas de resolución, que tanto aportan a estos casos.

Esto puede ser complicado, especialmente, si tienes un historial de desacuerdos con un individuo en particular (o si estás realmente seguro de tener razón), pero el conflicto recurrente, sin importar lo pequeño que sea, hace que este concepto sea aún más importante. El conflicto, cuando se aborda con respeto mutuo, puede aportar una mejor comprensión de las formas de comunicación de tu compañero, equipo o cliente, lo que puede proporcionarte la mejor información a la hora de encontrar una solución.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Trabaja la autoaceptación

Uno de los grandes problemas de no aceptarte a ti mismo tal y como eres, es que adoptas una postura defensiva, nada beneficiosa para el control emocional. Todos podemos equivocarnos porque es parte intrínseca de la vida, por lo que deberías quererte tal y como eres. Así te sentirás menos frustrado y tendrás más paciencia a la hora de tratar con los conflictos que pueden aparecer en tus relaciones personales cotidianas.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Adopta una actitud optimista

Además de trabajar en tu autoaceptación, debes mantener una actitud positiva frente a la vida, lo que te hará más resiliente y menos propenso a tener conflictos personales. Tanto para la autoaceptación como para tener una actitud positiva y optimista frente a la vida, es necesario tener voluntad, es decir, poner todo de tu parte para que esto suceda.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Piensa en lo bueno y no en lo malo

El malestar que nos provocan algunas las emociones, es lo que nos genera la necesidad de evitarlas. Sin embargo, para solucionar los problemas hay que hacerles frente, pues de nada sirve mirar hacia otro lado. Si has trabajado el autoconocimiento emocional y la autoaceptación, debes dejar pasar estas emociones negativas. Ahora te toca centrarte en la positivas, y tu nivel de tensión se reducirá enormemente

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Retírate en el momento oportuno

Está bien tener una actitud positiva frente a los conflictos y pensar en lo bueno, aunque en ocasiones, puede que el estímulo siga presente por más que lo intentemos evitar, porque esto no siempre depende de nosotros… Por ejemplo, si nos provocan para que acabemos peleándonos.

En estos casos, lo mejor es darse la vuelta y marcharse.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

No reacciones de manera irreflexiva

Puede que hayas detectado que el conflicto está a flor de piel y en tu interior hay una fuerza que te impulsa a dar un paso al frente sin darle mayor importancia a las consecuencias de ese momento (aunque después puedas arrepentirte). Ten un poco de paciencia, respira hondo y no reacciones de golpe. Si es necesario, sal a la calle, toma un poco de aire y vuelve con la mente fresca y clara.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Reunirse cara a cara

Muchas personas introvertidas pueden temblar ante esto, y es comprensible. Tratar con el conflicto cara a cara puede ser bastante difícil, y viene con algunas advertencias, pero aún así, es tremendamente necesario a la hora de apoyar otras técnicas o dinámicas, para la resolución de conflictos en el trabajo

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

Formas de comunicación

El correo electrónico y las llamadas telefónicas dan pie a más y peores interrupciones en la comunicación, que una lógica y tradicional reunión en persona. El correo electrónico es ineficiente y da cabida al resentimiento y a que aquellas emociones negativas se acumulen, además de la alta posibilidad que existe de que el texto sea malinterpretado, especialmente cuando cualquiera de las partes se siente a la defensiva. La video conferencia a lo mejor no da espacio para una conversación considerada, y las llamadas telefónicas nos roban señales emocionales importantes en la cara y el lenguaje corporal del otro interlocutor.

ISNIB | Cómo manejar conflictos en el ámbito laboral

En resumen, muchas técnicas para llegar a una solución de conflictos en el trabajo pierden su potencia cuando se separan de las señales visuales emocionales. Esto también requiere un poco de flexibilidad por tu parte: es posible que debas sentirte cómodo al mostrar ciertas emociones mientras mantienes otras bajo control. Escribir algunos puntos importantes o hablar sobre tus puntos de conversación con un interlocutor neutral puede ser un paso útil si tienes miedo de ser demasiado emocional en el momento; sólo recuerda que no quieres aburrir a tus compañeros de trabajo con un largo discurso cuando más bien deberías invitar al diálogo.