REINVENTARSE LABORALMENTE

Con todos los cambios a los que nos hemos enfrentado a lo largo del último año, seguro que más de uno habréis escuchado aquello de “reinventarse laboralmente“. Ya son muchas las personas que han reenfocado su carrera, encontrando aquella profesión que les ha hecho sentir más realizados. Nosotros, hoy, os traemos unos consejos a tener en cuenta para dar ese salto cualitativo en vuestras vidas laborales:

  1. Analízate a ti mismo:

Siéntate a reflexionar, piensa con claridad y pregúntate…: ¿Estoy contento con mi situación laboral actual o me estoy conformando por temor a lo desconocido?, ¿en qué áreas puedo destacarlaboralmente hablando?  Tener claros nuestros puntos más fuertes y nuestras propias limitaciones, nos ayudará a focalizarnos en aquello que realmente nos motive y nos ayude a decidirnos a dar el salto.

Asimismo, analiza si prefieres ejecutar o delegar. Es decir, ¿buscas un cambio profesional que te lleve aemprender y ser tu propio jefe? O, por lo contrario, ¿preferirías formar parte de un equipo? Finalmente, antes de que te ocurra (nos puede pasar a todos) ¡evita el efecto análisis-parálisis!Que el miedo no te bloquee y te impida seguir adelante y cumplir tus sueños.

No sólo es importante saber qué es lo que noquieres, aunque es un punto de partida. Lo realmente relevante es saber qué es lo que quieres y por qué. Evita moverte sólo por escapar de tu actual situación laboral, ya que esto puede traerte más problemas.

Huir hacia ninguna parte, por el hastío que te puede producir tu profesión, va a acarrearte más disgustos que alegrías y suele resultar contraproducente. Descubre qué se te da bien, y qué es lo que disfrutas haciendo. Escribe un listado detallado con los motivos que te impulsan a cambiar a otra profesión determinada. En esta lista pueden aparecer puntos relativos a lo que no te gusta de tu situación actual pero, recuerda, que lo importante es que te centres en razones por las cuales quieres comenzar en ese nuevo sector o puesto de trabajo, ¿qué te aportara profesional y personalmente?Si vas a cambiar de profesión, es importante que elijas algo que realmente te guste o estés capacitado para hacer.

Y es aquí donde empezamos a hablar de las llamadas habilidades blandas, que tienen que ver con las competencias actitudinales, como la creatividad, la persuasión, la gestión del tiempo, la adaptabilidad y colaboración que, según algunos informes, son varios de los factores más importantes a tener en cuenta, en el autoanálisis que debemos llevar a cabo antes de tomar cualquier determinación. Saber cuál es nuestro grado de valía en esas competencias, nos ayudará a tomar decisiones acertadas.

  1. Forma tu red personal y profesional:

El miedo al cambio y las dudas son algo muy natural cuando estamos pensando en cambiar de profesión. Sin embargo, si estás seguro de que necesitas un cambio en tu vida, deberás crear tu propia red de contactos tanto personales como profesionales.Es muy importante que, cuando estés reinventándote profesionalmente, puedas contar con la ayuda de gente que te transmita sus conocimientos e “insights” del área en la que te quieras enfocar.El medio más eficaz de encontrar trabajo, es a través de recomendaciones de nuestra red de contactos.

En el caso de un cambio profesional, la importancia del networkinges aún mayor. Amplía tu red de contactos dentro de la actividad profesional que te interesa. En una primera fase del proceso de cambio tendrás que hacer muchas preguntas a muchas personas diferentes del ámbito al que pretendas acceder. Además, cuantos más profesionales conozcas más probabilidades tendrás de averiguartoda aquella información interesante respecto a ofertas y entrevistas. Las personas estamos más dispuestas a ayudar de lo creemos, pierde el miedo, pregunta y pide consejo.Asiste a eventos especializados. Conocerás a profesionales interesantes, estarás informado de novedades y tendencias.Tejer una red de networking te permitirá seguir ascendiendo en tu carrera para cumplir con tus objetivos.
Además si tienes dificultades para descubrir tus fortalezas y lo que quieres hacer, pide apoyo a un especialista, puede ser un orientador laboral, coach o consejero. Ten en cuenta que el autoconocimiento y la confianza son vitales en todo proceso de cambio. Otra opción son los recursos y tests online, puede te ayuden a descubrir tu vocación.

  1. Sigue formándote:

Para tener éxito en cualquier profesión, es indispensable la formación y el desarrollo de habilidades. Invierte en tu educación para estar debidamentepreparado y tengas oportunidades en tu nueva carrera.

Cambiar el rumbo de tu carrera profesional conlleva mucho esfuerzo. Tienes que entender que supone todo un reto, ya que vas a tener que adquirir nuevas habilidades y conocimientos. Infórmate de todas las opciones de formación, de las que dispones en el mercado, para dar el salto hacia el cambio deseado.

Normalmente la formación jugará un papel determinante. Casi cualquier proceso de cambio pasa inevitablemente por formarse.

Puede que en la nueva carrera profesional sea imprescindible disponer de una titulación oficial específica. En otros casos necesitarás cursos determinados, tras el paso de recopilación de información, podrás detectar las necesidades formativas y ponerte a ello.

No se trata de hacer cursos sin ton ni son, se trata de acercarte a tu objetivo, construyendo una base sólida, a partir de la cual buscar oportunidades.

Aprovecha la etapa formativa para ratificar que la nueva profesión es lo que esperabas y que estás en el camino correcto.

  1. Márcate objetivos:

Identifica qué retos necesitas en tu carrera actual. Por ejemplo, analiza si tus responsabilidades actuales se ajustan a tus aspiraciones. ¿Te gustaría liderar un equipo de trabajo?, ¿quieres horarios flexibles y no los tienes?, ¿cómo es tu conciliación laboral y familiar?, ¿hay posibilidades de ascenso?, ¿tienes libertad en tu trabajo?, ¿a qué salario aspiras?… etc.

Por ejemplo, si te gusta cocinar y quieres llegar a ser un gran chef, tienes que saber qué habilidades se requieren, las implicacionesque conlleva un trabajo como este, los horarios laborales, el salariomedio, etc. Busca en internet y pregunta a otras personas del sector, para que te asesoren y compartan su experiencia.

Una vez que hayas recopilado la mayor cantidad de información posible y la hayas analizado, da el siguiente paso: Toma decisiones y marcarte objetivos realistas. Establece tus objetivos profesionales y personales, ya que ambos irán ligados en la búsqueda de tu bienestar emocional.

  1. Sal de tu zona de confort:

Mentalízate desde unprincipio de que la incertidumbre será tu fiel compañera durante todo este proceso. El miedo a equivocarte es una de las barreras mentales que más pueden jugar en tu contra. Cuando esto pase y el miedo te aceche, piensa que siempre podrás volver al camino de origen y volver a intentar el cambio cuando te sientas más preparado. De esta forma, puedes disminuir la sensación de incertidumbre, lo cual a su vez hará que tengas menos miedo a equivocarte.No sabes si vas a ser lo suficientemente bueno en la nueva profesión, y crees que los demás serán siempre mejores. La única manera de afrontar estos miedos es hacer un buen autoanálisis, identificando bien tus capacidades, experiencias, competencias y trayectoria. Y establecer metas acordes. Hagas lo que hagas siempre habrá alguien que te vaya a criticar, así que intenta que no te afecte. Lo importante es cómo te sientes tú con el cambio y cómo afectará tu vida de ahí en adelante. Date cuenta de lo que vales, y busca apoyo en tu familia, pareja, o en algún amigo o coach que te acompañe.

Además, deberías tener en cuenta un factor importante: el económico. Dependiendo de lo contundente que sea el cambio de profesión, tendrás que invertir dinero en tu formación y tiempo extra para estudiar, documentarte y prepararte para el nuevo comienzo.  Esto podría afectarte y generarte algo de estrés, pero piensa que vale la pena a largo plazo.