¿CÓMO EVITAR LOS ERRORES MÁS COMUNES EN UN CURRÍCULUM VITAE?

En estos tips encontrarás aquellos errores más habituales que debemos evitar al redactar nuestro Currículum Vitae.

1.- Mala Ortografía

Un 75% de los responsables de RRHH o captadores, rechazan cualquier solicitud que contenga errores ortográficos o gramaticales.

A estas alturas, creo que todos sabemos lo importante que es escribir sin faltas de ortografía en el CV, ¿no?

Hemos oído mil veces eso de que tu CV es tu carta de presentación, tu mejor herramienta para conseguir trabajo, etc., etc., etc.

Entonces, ¿por qué seguimos cometiendo faltas de ortografía en el CV?

Casi la mitad de los CV que reciben los seleccionadores contienen algún error ortotipográfico, o de estilo. Y no te vamos a engañar, esto no solamente dificulta la lectura, sino que además, hace que se pierda el interés, que es lo peor que puede pasar.

Además existen errores graves, que son imperdonables y dejan mucho que desear. Con ejemplos como: he hecho sin “h” no sólo demuestras que no tienes la preparación suficiente, sino que pensarán que eres una persona descuidada, que no presta atención y ni siquiera se molesta en leer dos veces su CV antes de entregarlo.

Por último, las faltas de ortografía son sinónimo de poca profesionalidad y seriedad. Aunque parece que en la era digital todo vale: abreviaturas, ausencia de signos de exclamación, puntuación y acentos…
Un mal uso de la lengua sólo te restará credibilidad y hará que te tomen por un candidato poco serio.

¡Así que…manos a la obra!

Si quieres venderte bien y tener opciones para conseguir ese puesto de trabajo, debes prestar atención a todos los detalles, incluida la ortografía.

2.- Céntrate en aquellos puestos que hayan sido fundamentales en tu historial profesional.

Evita poner demasiados detalles en cada puesto de trabajo y limita la información a tus responsabilidades más importantes. Si tienes una trayectoria laboral extensa, incluye sólo los cargos más relevantes y excluye las experiencias laborales poco significativas que no tengan relación con el cargo que solicitas.

Uno de los errores más comunes es limitar tu experiencia a un listado de funciones generales para cada cargo. Añade los logros alcanzados para que el reclutador pueda ver a simple vista el valor que has aportado a la empresa.

Si en alguna de tus experiencias laborales conseguiste una promoción por los resultados de tu trabajo o te dieron un premio por tus logros, no esperes a mencionarlo en la entrevista. Piensa en clave de reclutador e indica este tipo de logros en tu CV.

Puede ser que lleves muchos años trabajando y te falle la memoria al recordar fechas o que hayas estado meses sin trabajar entre un cargo y otro. Sé honesto y no generes datos falseados. Trata de hacer memoria y deja plasmadas las fechas en el orden adecuado.

3.- Mentir o exagerar sobre la información que incluyas:

Antes de nada, recordamos que ocultar alguna información sobre cierta experiencia no es mentir. Si no quieres recordar tu experiencia en algún lugar que se ha ganado mala fama, no es necesario ponerlo. Nos debemos enfocar en lo positivo. Sería distinto exponer un trabajo de gran relevancia cuando, en realidad, no es así.

Claramente, la decisión de mejorar el currículum con experiencias o estudios que no has realizado es una decisión personal. Si quieres añadir información, o bien adjetivos sobre su personalidad que no concuerdan con la realidad, solo depende de ti.

Nada más cierto que el refrán que dice que las mentiras tienen la patas muy cortas. Por ello, ahora que conoces algunas de las razones por las que es mejor no mentir en el currículum, te recomendamos que lo actualices e intentes destacar con lo que dispones. Para ello cuentas con plantillas de CV para descargar, que te servirán de ayuda. Si quieres redactar un currículum más llamativo, también puedes utilizarlas. Se adaptan a todos los gustos. En definitiva, no es necesario que mientas, hay muchas maneras de impactar, y las plantillas de CV son una óptima solución. ¿A qué esperas?

A veces, descubrir las mentiras del CV no solo quedará como un despido. Mentir en el currículum puedes traerte graves consecuencias:

Utilizar un CV falso se considera un delito: además de despedirte y asumir estas consecuencias laborales, falsificar un documento como el currículum puede considerarse delito. En este caso, también habría que asumir las responsabilidades civiles e incluso penales. ¡No es ninguna tontería!

4.- Diseño sobrecargado

Los errores de diseño de un currículum pueden afectar en gran medida a tu candidatura, con lo cual tener los conocimientos necesarios para hacer un CV, es clave para conseguir buenos resultados.

Tanto el contenido como el aspecto de tu CV son importantes a la hora de presentar tu candidatura en una oferta de empleo.

En un currículum vitae debe primar un buen diseño que invite, a tu posible reclutador, a leer tu hoja de vida laboral, así como que resalte al primer golpe de vista.

En resumen, que un diseño que trasmita profesionalidad y sea visualmente atractivo, contribuye al éxito en la búsqueda de empleo.

Teniendo todo esto en cuenta, en adelante te será más fácil detectar los errores de diseño a la hora de hacer tu CV.

Toma nota de ellos y podrás disminuir las probabilidades de caer dentro del listado de candidatos descartados.

 5.- Extensión del CV: Una hoja, máximo dos.

Las premisas, que deberías tener siempre en cuenta, son: quién es el destinatario, de qué tipo de trabajo se trata y qué requisitos se piden para tal puesto. Dado que no hay un criterio realmente definido, te damos unos datos sobre cuánto incluir en tu CV.

La extensión ideal para tu CV es una hoja.  Como comentábamos, ser conciso es importante y recuerda que no se trata de resumir de tu vida entera. Entonces, destaca tus habilidades más importantes para el puesto de trabajo y haz que sea de las primeras cosas que llame potentemente la atención del reclutador.

¡Un truco más! Para que el CV no ocupe tanto, ajusta el diseño. Lógicamente, no aglutinestoda la información ya que puede afectar a la lectura de tu currículum. En este sentido,  una herramienta infalible  a la hora de hacer un CV es utilizar plantillas personalizadas. Indudablemente,  te harán el trabajo mucho más fácil ya que los diseños de muchas de ellas están hechos para presentar la información de forma clara, potente y concisa. Además, las plantillas de  CV para descargar, ofrecen excelentes diseños por lo que les convierten en una solución perfecta.

Si crees que tienes mucha información que destacar, por tu experiencia, y rellenasmás de una hoja, ¡no te preocupes! Al poder editar las plantillas de CV de la forma que quieras, puedes separarlo en más hojas. ¡Importante!, asegúrate de que las páginas estén enumeradas. Así podrás evitar que se pierdan o cambien su orden. Eso sí, no debes excederte o puede que resulte difícil leer hasta el final.

6.- Foto inadecuada.

Lo primero que ve un reclutador es la imagen del candidato a un puesto de trabajo. De hecho, se ha disparado el número de empresas que otorgan una especial importancia a la imagen que acompaña al CV, un aspecto que se ha hecho imprescindible.

Pero no sirve cualquier foto. Hay que cuidar una serie de detalles:

Lo más importante es capturar la personalidad del candidato y transmitir los valores, la actitud y la presencia. Hay que buscar el “lado bueno” y tratar de potenciarlo. Lo más adecuado es un plano medio, mejor que un primerísimo plano o una imagen de cuerpo entero. La pose debe ser acorde con lo que se quiere transmitir.

Una sonrisa leve es agradable. Mucho mejor que una carcajada. También es importante una mirada directa y amable, que comunica más fortaleza.

Hay que hacer la foto en un entorno habitual. En caso contrario, es recomendable utilizar fondos neutros, de colores sólidos y texturas naturales, como las paredes de ladrillo, o un mural con árboles para darle un ambiente natural. El fondo es recomendable que esté fuera de foco, para dar énfasis al rostro.

Hay que tener en cuenta el puesto de trabajo al que se desea acceder, y escoger un vestuario apropiado. Cuanto menos genérica sea la imagen, más confianza se ofrece, pero evitando los “disfraces”. Hay que evitar asimismo los logotipos, los estampados o las imágenes que puedan llamar demasiado la atención y desviarla de lo más importante, que es la cara. Los colores, mejor lisos y neutros. Sirven tanto oscuros como claros. La ropa debe ser atemporal, ni demasiado veraniega ni demasiado abrigada.

Si tu aspecto cambia, es recomendable actualizar la foto del CV para que, en una posible entrevista, la imagen coincida con la de la foto.

Y vosotros, ¿habéis pensado en revisar estos puntos en vuestro CV antes de enviar una candidatura?